Maestro de ceremonias, zancudos y patinadores, sacan a la calle el burlesque, la picardía, la fiesta y la música del mejor cabaret para todos los públicos haciendo de su recorrido un CABARET AMBULANTE.